Posteado por: samuraiquark | septiembre 3, 2011

¿Qué pasaría si no tuviésemos Luna? – Parte 1

Aunque no pueda parecerlo, esta es una pregunta que tiene implicaciones muy importantes para todos nosotros. En un artículo anterior hice referencia a la formación de la Luna, a como esta pudo surgir a partir de la colisión de un planetoide del tamaño de Marte, llamado Theia u Orfeo, contra nuestra Tierra y del material expulsado a la órbita de esta.

Así es como mayoritariamente creen los científicos que se formó nuestra Luna y, por tanto, la primera consecuencia de que nuestra Luna no existiese, es que nunca se habría producido esa supuesta colisión planetaria entre Theia y la Tierra.

Por todos los… ¿Y eso es un problema?

Si me permitís la licencia de especular un poquito, realmente podría serlo, sí. Esa colisión aportó la masa necesaria para convertir a nuestro joven y pequeño embrión planetario en el planeta que conocemos hoy y con el tamaño actual. La Tierra podría ser hoy un planeta similar a Marte, cuyo reducido tamaño sugiere que es uno de estos pequeños embriones planetarios que tuvo la “suerte” de escapar a uno de aquellos eventos catastróficos. En esa colisión, el núcleo de Theia se incorporó al núcleo de nuestro planeta dando como resultado, probablemente, un campo magnético más fuerte y protector, permitiendo al planeta retener su atmósfera. O mejor dicho, permitiendo que no la perdiese tan rápidamente como su vecino: Marte.

Es posible que nuestro pequeño planeta estuviese cubierto casi en su totalidad de agua, de tal modo que solo las montañas más elevadas, como el Everest, sobresaliesen por encima del nivel del mar. Con la colisión, buena parte del agua contenida en el manto terrestre debió vaporizarse en el espacio y, tal vez, una pequeña cantidad fuese a parar al naciente satélite, dejando en nuestro planeta la proporción suficiente de agua para permitir la existencia de grandes extensiones de tierra.

¿Vida en la Tierra?

Hay científicos que creen que esa colisión es la clave de la aparición de vida en la Tierra, al provocar la aparición de una atmósfera reductora, esencial para su surgimiento. Esa colisión, podría haber acelerado enormemente la aparición de vida en la Tierra.

De hecho, la existencia de las gigantescas mareas lunares que acontecieron cuando la Luna estaba mucho más cerca de la Tierra, 1.000 veces más altas que las actuales, contribuyeron a llenar más rápidamente los océanos primitivos con los componentes químicos necesarios para que la vida evolucionara.

Sin esa colisión, es posible que la vida también hubiese evolucionado en nuestro planeta aunque, sin duda, sería muy diferente. Al tratarse principalmente de un mundo oceánico, cualquier especie inteligente probablemente viviría en el mar. En tierra firme, en las pocas islas existentes, la vida quizá no se habría desarrollado y nuestra existencia sería altamente improbable.

¿Tectónica de placas?

Hay científicos que sugieren que la Luna ha jugado un papel importante en el desencadenamiento de la convección en la Tierra debido a las fuerzas de marea que, al contrario que en otros planetas, ha culminado en la tectónica de placas donde la corteza terrestre se sumerge en el manto reciclándose continuamente.

Otros, sin embargo, creen que lo que realmente ha permitido la tectónica de placas es el hecho de que el 70% de la corteza terrestre fue expulsada al espacio debido al impacto. Si todo esta material se devolviese a la tierra, cubriendo las cuencas oceánicas, no existiría espacio entre continentes para que las placas se moviesen. Al devolver a su lugar toda la corteza originalmente expulsada todo el océano se vería desplazado cubriendo casi por completo el planeta. Sin tectónica de placas, no se formarían nuevos cinturones montañosos y nuestro planeta sería un mundo acuático donde solo sobresaldrían por encima del nivel del mar algunos volcanes.

Como podéis ver, algunas de las implicaciones derivadas de no haberse producido esa colisión son asombrosas. Es cierto que cuando hablamos de miles de millones de años, es muy difícil afirmar que algo ocurrió realmente pues, aunque tenemos pistas, pruebas e indicios, la escala de tiempo es enorme. Por eso existen diferentes teorías al respecto y es trabajo de los científicos aportar pruebas que las validen o las refuten. Sin embargo, todas ellas son impresionantes.

En la segunda parte de este artículo continuaremos con este interesante tema y veremos algunas consecuencias más del hecho de vivir solos sin nuestro amado satélite. Algunas de ellas, son realmente curiosas.

Hasta pronto.

Fuentes:

http://www.xtec.cat/~jarrimad/historia/luna/luna.htm
http://www.spacedaily.com/news/life-01×1.html
http://www.usatoday.com/tech/science/columnist/vergano/2011-05-27-mars-moon_N.htm
http://www.astrobio.net/index.php?option=com_retrospection&task=detail&id=2507
http://www.newscientist.com/article/dn4786-no-moon-no-life-on-earth-suggests-theory.html

Artículos relacionados:

¿Qué pasaría si no tuviésemos Luna? – Parte 2
La Luna se aleja de nosotros
¿La formación de dos Lunas?

Anuncios

Responses

  1. […] el anterior artículo habíamos visto como una colisión planetaria cambió radicalmente el destino de la Tierra y cuan […]

  2. […] en Ciencia, Cosmología « Y ya que estamos en crisis… ¿Qué pasaría si no tuviésemos Luna? – Parte 1 […]

  3. […] ¿Qué pasaría si no tuviesemos Luna? – Parte 1 « Samurai Quark el septiembre 3, 2011 a las 8:11 […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: