Posteado por: samuraiquark | diciembre 24, 2011

Pon un nanotubo en tu nave

Nanotubos de Carbono

El peso no es algo que solo nos preocupe después del atracón navideño de turrones y mazapanes o durante la operación bikini (en mi caso traje de baño, porque en bikini no me hallo, de verdad que no). Cuando hablamos de naves espaciales, reducir peso significa reducir costes.

Si, costes. Y es que, aunque es cierto que no toda la culpa es del peso, enviar una nave al espacio es muy caro. Ahora que los transbordadores han dejado de surcar nuestra órbita y sentimos algo de añoranza, podemos recordar los 1.500 millones de dólares que costaba cada lanzamiento, lo que suponía algo más de 60.000 dólares por kg de carga útil.

Si no nos parece un precio suficientemente exagerado, basta con decir que para los rusos, con cohetes protón y cápsulas Soyuz, poner un kg en órbita tiene un coste de unos 5.000 dólares. Tan barato en comparación con el transbordador espacial, que la NASA está dispuesta a pagar 60 millones de dólares por asiento en una cápsula Soyuz con tal de ahorrar.

Sin embargo, el futuro de nuestras naves espaciales es esperanzador, gracias a la nanotecnología y a los nanotubos de carbono.

¿Qué es un enano tubo de carbón?

Bien, técnicamente hablando y utilizando un lenguaje científico altamente especializado e inaccesible para las masas, un nanotubo de carbono es como un barquillo de chocolate negro, muy pequeño, muy pequeño, diminuto, de solo unos nanómetros de grosor, formado por una capa finísima, delgadísima de galleta bañada en chocolate noir (porque si no no es negro como el carbón)… todo ello muy finito y tan chiquitito que no lo ves.

Esteee… bromas aparte, podemos describir un nanotubo de carbono como una lámina de grafeno enrollada sobre si misma con forma de tubo, que es lo que se ve en la foto que acompaña al presente artículo. Explicación más simple es difícil de encontrar (aunque prefiero el barquillo de chocolate).

¿Porqué es tan interesante?

Bueno, este material tiene múltiples y prometedoras aplicaciones. Por un lado podríamos hacer “invisible” nuestra nave espacial. Recubriendo el casco de la misma con una capa de nanotubos de carbono, que apenas reflejaría la luz que incidiese en ella, lograríamos que aquella se camuflase con el entorno oscuro del espacio.

Es menester indicar que nuestros soldados ya no tendrían que untarse betún en la cara durante misiones nocturnas. Una capa de nanotubos y podrían corretear desnudos en plena noche sin que nadie los viese fácilmente. Puede que algún soldado enemigo dejase la bebida, al considerar el hecho de ver cosas “oscuras” correteando como el punto límite hasta donde estaba dispuesto a llegar.

Por otro lado, también pueden resultar de gran utilidad en la generación de energía para nuestra nave. No solo pueden servir para construir paneles solares más eficaces que los actuales, algo que todavía está en fase de experimentación, sino que podrían ser utilizados para construir baterías eléctricas más eficientes y duraderas. Si tenemos en cuenta que la electricidad de las naves actuales se obtiene por medio de paneles solares o de energía nuclear… las ventajas son evidentes.

Así, quizá, la batería de nuestro flamante teléfono de última generación durase más de 1 día sin descargarse.

Además, pueden ser utilizados para sustituir al silicio en los componentes electrónicos, permitiendo la miniaturización de los mismos a la vez que aumenta su potencia de procesamiento varios órdenes de magnitud. O para reemplazar a las memorias de acceso aleatorio (RAM), aumentando su capacidad y conservando los datos aún sin recibir energía.

Si quieres que al tocar el pin que llevas en el pecho y gritar ¡computadora! te responda alguien que no sea el copiloto, necesitas mejorar tu hardware y tu software.

Los nanotubos tienen 100 veces la resistencia del acero y tan solo 1/6 parte de su peso. Esto nos puede permitir construir naves más resistentes, ligeras, con mayor espacio de carga y menor requisito de combustible. De ahí el factor peso con el que comencé el artículo, pues el coste por kg de carga útil se reduciría de forma importante. Puede que alguien creyese que un transbordador vuelve a ser una buena idea.

¡Incluso podrían protegernos de la radiación cósmica! Los nanotubos pueden almacenar hidrógeno a altas densidades, que es uno de los mejores elementos para proteger a los tripulantes de la nave de esa radiación. Las colisiones de los iones metálicos, generados en la explosión de supernovas, que viajan a gran velocidad con los átomos de hidrogeno, producen poca radiación secundaria, cosa que no ocurre con el metal del casco de tu nave actual.

Y con ayuda de la nanotecnología, el casco de la nave podría repararse automáticamente al sufrir cualquier desperfecto. Y, por supuesto, podríamos tener trajes espaciales autoreparables, quizá incluso con pañales autolimpiables, lo que permitiría prolongar los paseos espaciales.

Por algo dicen que la nanotecnología supondrá la revolución industrial del siglo XXI. Gracias a ella, efectuaremos un triple salto tecnológico y nuestras naves espaciales entrarán, por fin, en una nueva y gloriosa era, permitiéndonos llegar valientemente donde ningún hombre ha ido jamás.

¿¡Computadora!? …

Fuentes:

El Equipamiento Adecuado Para Las Súper Naves Espaciales
Nueva batería de nanotubos de carbono con gran potencial para el viaje espacial
Nanotubos de Carbono Podría Permitir Vehículos “Invisibles”
El fracaso del transbordador espacial de los USA 1972 – 2011

Anuncios

Responses

  1. Genial articulo. Interesante y con toques de humor.

    • Gracias. Se hace lo que se puede, aunque no siempre salga bien…

  2. …Bioprinting 3D-Inmortalidad…((las fibras de algodón de azúcar producidas por máquinas centrifugadoras son más finas aún…los capilares tienen entre 2 décimas y 1 centésima de mm. de diámetro…tal vez…¿podrían usarse esas máquinas adaptadas como “biocentrifugadoras” para hacer micro-tubos capilares con un biodegradable hilo aglutinante de azúcar en su interior recubierto de células?))…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: